8 de Agosto de 2016 / Santiago de Chile / Contralobos, Blog Cristiano.

 

Hola mis amados hermanos en Cristo, les saludo en amor Cristiano, deseando toda bendición espiritual y esperando que se encuentren muy bien, les quiero compartir un Estudio Bíblico que estoy impartiendo en la “Iglesia Cristiana Tu Salvación“, el cuál se llama “Conociendo a Dios”, espero pueda ser de bendición y edificación para tu vida:

 

Estudio Bíblico: “Conociendo a Dios”

Primera Parte: “Los atributos de Dios

¿Quién es Dios?

  1. Dios es Espíritu. Juan 4:24.
  2. Dios es Invisible. Juan 1:18.
  3. Dios es Eterno. Génesis 21:33 / Jeremías 10:10.
  4. Dios es Uno solo. Deuteronomio 6:4 / Marcos 12:29 / Judas 1:25.
  5. Dios es Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Mateo 28:19 / 2ª Corintios 13:14.
  6. Dios es una comunidad. Génesis 1:26.
  7. Dios es omnisciente. Hebreos 4:13.
  8. Dios es presciente. 1ª Pedro 1:2.
  9. Dios es soberano. Isaías 46:10
  10. Dios es inmutable. Santiago 1:17.
  11. Dios es santo. Apocalipsis 15:4.
  12. Dios es todopoderoso. Salmos 62:11.
  13. Dios es fiel. Deuteronomio 7:9.
  14. Dios es bueno. Salmos 136:1
  15. Dios es paciente. Salmos 145:8.
  16. Dios es misericordioso. Salmos 136:1.
  17. Dios es amoroso. 1ª Juan 4:8.
  18. Dios es airado. Jeremías 10:10 / Salmos 7:11.
  19. Dios es justo. Salmos 7:11.

 

Como vemos, Dios tiene muchos atributos, todos estos son buenos y santos, pero en esta sesión no abordaré en detalle sobre cada uno, ya que ellos serán explicados en los próximos estudios de esta serie. Pero si me detendré en algunos aspectos importantes sobre Dios que considero pertinente explicar en esta sesión.

 

Yo soy el que Soy

En Exodo 3:14 aparece esta afirmación, la cuál es muy importante, porque nos habla de la eternidad de Dios y del único Dios verdadero, del que existe siempre, el que era, es y será, el Alfa y la Omega, de quién proviene todo, la misma Salvación es de Él y proviene de Él y sin Él nadie sería salvo, así lo afirma Isaías 43:10-11.

 

 

Dios es Trinidad

 

2ª Corintios 13:14

“La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.”

 

En este texto vemos claramente la Trinidad de Dios, Cristo mismo enseñó la distinción de personas en la Divinidad en términos muy específicos de la relación entre ellos como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Mateo 28:19, 11:25-27; Juan 14:16-17. Por esta razón vemos que en el Hijo está constituido el Hijo y no el Padre y que el Espíritu Santo constituye en sí el Espíritu Santo y no el Padre ni el Hijo. Sin embargo, las tres personas en la Trinidad están en un estado de unidad, igualdad y comunidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo son Dios, iguales en gloria y poder.

 

Nuestra mente muchas veces no alcanza a entender esto, porque es tal la Unidad, tal la comunión de ellos que son UNO, un ejemplo práctico que ocupo para enseñar esto es el agua, la cuál tiene tres estados, líquido, sólido y gaseoso, pero los tres estados son agua, son diferentes formas y funciones, pero tienen la misma esencia, y todas son agua, lo mismo es Dios, y tan así que la Biblia dice que existe UN SOLO DIOS, por eso es que hay solamente un nombre: EL SEÑOR DIOS TODOPODEROSO. Juan. 1:18, 15:26, 17:11-26; Zacarías 14:9; Apocalipsis 15:3.

 

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, nunca son idénticos como personas, no se confunden en sus relaciones, no se dividen con respecto a la Divinidad, ni se oponen a la cooperación porque como escribí, son iguales en gloria y poder. El Hijo está en el Padre y el Padre en el Hijo en cuanto a sus relaciones. El Hijo está con el Padre y el Padre con el Hijo en cuanto a compañerismo. El Padre se somete al Hijo y el Hijo al Padre y vemos que hay un sometimiento mutuo y horizontal en esta comunidad. En cuanto a relación, cooperación y funcionalidad, el Espíritu Santo proviene del Padre y del Hijo. De aquí que ninguna persona de la divinidad puede existir u obrar separada o independiente de las otras. Jn. 5:17-30, 8:17-18; 1 Corintios 12:3-6.

 

Dios es una Comunidad

 

Juan 17:11

“Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.”

 

Este texto exalta la Unidad de Dios, vale decir, la comunidad de Dios, que quiere decir que los tres tienen un mismo pensar, y los tres son UNO. Es tan claro que Dios es una pequeña GRAN COMUNIDAD, lo vemos en Génesis 1:26, cuando dice “hagamos”, siempre cooperando entre sí, Padre, Hijo y Espíritu Santo, también lo vemos en  Juan 5:17, donde vemos a un Dios que trabaja, ¿como trabaja? ¿solo?, Nooo, el trabaja en comunidad, con su Hijo y con Su Espíritu, vale decir, trabaja en comunión, en cohesión perfecta, en cooperación, sin envidias, sin doble pensamiento, sin contradicciones, sin varias visiones, sino una sola, es tal la comunidad de Dios, que llegan a ser UNO SOLO, vemos en 1ª Cor. 12:3-6 como Dios trabaja, de muchas formas, pero dice que el que hace todas las cosas es el mismo, ¿quién?, pues Dios!!, y esta misma comunión o comunidad, Dios quiere que se refleje en la Iglesia, como un espejo de su gloria y unidad, y también en el matrimonio, reflejo de la relación entre Cristo y la Novia (La Iglesia), Dios siempre ha querido trabajar en cooperación con su Iglesia, su pueblo y sus hijos, no porque Dios no pueda hacer las cosas, sino que el quiere que seamos sus colaboradores, porque El en su soberanía, así lo quiere. El es comunidad, es unidad, es comunión perfecta, y esa misma unidad que tienen El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo es la que quiere que tengamos en su Iglesia los unos con los otros.

 

 

Conclusión:

 

Es cierto que Nunca conoceremos totalmente a Dios, mucho menos lo comprenderemos en su totalidad, pero esto no debe ser un motivo para no estudiar sobre Dios, al contrario debe haber en nosotros un hambre por conocer a Dios y su Palabra.

 

Nuestra incapacidad y mente limitada nos impide comprender la naturaleza divina, esto nos debe hacer más humildes, precavidos y respetuosos (temerosos) de Dios (Jeremías 9:24).

 

Job 26:14

“He aquí, estas cosas son sólo los bordes de sus caminos; ¡Y cuán leve es el susurro que hemos oído de él! Pero el trueno de su poder, ¿quién lo puede comprender?

 

Bibliografía:

  • Libro “Los Atributos de Dios” de Arthur Walkington Pink
  • Estatutos Iglesia Cristiana Tu Salvación

 

Atte. César Angelo.

contralobos@gmail.com

Facebook: Cesar Contralobos

Twitter: @Contralobos

Mi Canal de Youtube

Mis Predicaciones, Estudios Bíblicos y Reflexiones.

Anuncios