9 de Septiembre de 2016 / Santiago de Chile / Contralobos, Blog Cristiano.

 

Estudio Bíblico: “Conociendo a Dios”

Primera Parte: “Los atributos de Dios

4ª Sesión: “LA PRESCIENCIA DE DIOS”

 

“Aun ANTES de que haya palabra en mi boca, he aquí, oh SEÑOR, tú {ya} la sabes toda.”.

Salmo 139:4

 

¿Qué significa presciencia?

 

Antes de comenzar, quisiera que entendiéramos el concepto de “presciencia”.

 

Presciencia:

Del griego “prognosis” que significa: Conocimiento anticipado de algún hecho.

 

Esta palabra se divide en dos palabras: prefijo “pro” = hacia delante y “gnosis” = conocimiento (también del latín “scientia” = conocimiento).

 

Entonces, podemos decir que la “Presciencia” de Dios es principalmente: el conocimiento anticipado que tiene Dios sobre todas las cosas, hechos y seres vivientes a través de todos los tiempos según su Omnisciencia, vale decir, Él conoce todo de antemano, tanto las cosas que El mismo ha decretado que sucedan (en lo macro), como también lo que no ha decretado que sucedan, las cuáles tienen que ver con las decisiones libres de cada persona (libre albedrío), es necesario aclarar que el hecho de que Dios conozca de antemano todas las decisiones que hará cada ser humano en su vida, esto no significa que Él haya determinado arbitrariamente las mismas, mucho menos que haya elegido arbitrariamente a unos pocos seres humanos para salvación y a otros muchos para perdición, entonces, en cuanto a la salvación del hombre, la presciencia de Dios nos dice que Él conoce quienes aceptarán o rechazarán a Cristo, pero no nos dice que Él él predestine, predetermine, decrete, obligue o seleccione particularmente a algunos seres humanos al cielo y a otros al infierno, Nooo!, porque Dios respeta la libre elección que el mismo ha otorgado al ser humano y por lo mismo no nos obliga a creer en Él, de otra manera seríamos robots.

 

Además de este primer significado, también podemos ver en el A.T. que la palabra “conocer” o “conocimiento” también tiene otra connotación,  cuando es usado en relación con Dios, significa a menudo, mirar con favor, comunicando, no un simple conocimiento, sino también un afecto hacia el otro. “Te he conocido por tu nombre” (Exodo 33:17). “Rebeldes habéis sido a Jehová desde el día que yo os conozco” (Deuteronomio 9:24). “A vosotros solamente he conocido de todas las familias de la tierra” Amós 3:2. En estos pasajes “conocer” significa amar. Sabemos que uno de los tributos de Dios es el amor, y que Dios es amor en esencia, y este amor es tan amplio, tan extenso, que amó no sólo a unos pocos como piensan los hermanos calvinistas, sino que Él amó a toda la humanidad, a cada persona en particular, a cada pecador, a TODOS (Juan 3:16), pero también es cierto que Dios ama de manera especial a quiénes hemos creído en el Hijo, también existe un amor especial hacia su pueblo, en el A.T. Israel y hoy, La Iglesia, de ambos pueblos ahora hizo uno solo.

 

Asimismo en el N.T., se usa frecuentemente la palabra “conocer” en el mismo sentido que en el Antiguo. “Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las mías me conocen”. (Juan 10:14). “Pero si alguien ama a Dios, tal persona es conocida por él”. (1ª Corintios 8:3). “Conoce el Señor a los que son suyos” (2ª Timoteo 2:19).

 

¿El Dios que elige?

 

Este es un tema complicado y que genera muchas controversias, pero pedimos al Espíritu Santo que nos ilumine para entender su palabra, a la cuál nos acercamos con humildad.

 

Los hermanos calvinistas afirman que Dios, en su absoluta soberanía, separó a algunos para que fueran recipientes de sus favores distintivos, se basan en versículos bíblicos sacados de contexto como por ej.:

 

“Al oír esto, los gentiles se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron cuantos estaban designados para la vida eterna”.

Hechos 13:48

 

También usan Hechos 2:23, donde leemos de Jesús: “Entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendísteis y matásteis por manos de inicuos, crucificándole”, pero como vimos, Dios si determinó algunas cosas y en especial el Plan de Salvación , en el cuál obviamente estaba involucrado Jesús como el máximo protagonista y el Salvador, por tanto, Cristo si fue predestinado a morir en la cruz, pero no los demás seres humanos.

 

Respecto a la predestinación, hay un argumento del sitio web: creced.com que quiero compartir y que me parece mucho más bíblico y que lo comparto a continuación:


 

La Biblia dice que sí somos predestinados.

Efesios 1:4,5 dice, “Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad”. Pero ¿cómo somos predestinados?

 

UN CONCEPTO ERRONEO DE LA PREDESTINACION

Hay un sistema teológico llamado calvinismo que ha tenido muchísima influencia en la tradición protestante, el cual dice que fuimos predestinados como individuos antes de la fundación del mundo de tal manera que no tenemos libre albedrío para elegir ir al cielo. Según esta teoría en su forma más pura, el destino del hombre es sellado aun antes de nacer y por lo tanto no hay nada que el hombre pueda hacer para aceptar la gracia de Dios ya que ella es dada sin considerar la voluntad humana. La consecuencias de esta interpretación calvinista de la “predestinación” son tan desagradables que muchos han tratado de ablandarla en varias formas. Sin embargo, queda mucha influencia calvinista en la tradición “protestante” y ella se ve en muchas doctrinas populares tales como la perseverancia de los santos (“una vez salvo, siempre salvo”), la salvación sin el bautismo y otras más.del calvinismo tales como los tres textos en la caja en la primera página. Dios no es injusto ni cruel y da a todos los hombre la oportunidad para arrepentirse y servirle a El.

 

UNA INTERPRETACION QUE ARMONIZA CON ENSEÑANZA BIBLICA

Al hablar de la predestinación de los cristianos en Efesios 1, Romanos 8 y otros textos, Pablo no habla de la predestinación individual la cual excluye el libre albedrío del hombre, sino habla de la predestinación de una clase de personas, la buena tierra que acepta el evangelio. O sea, Dios, antes de la fundación del mundo hizo un plan por medio del cual cierta clase de gente, los humildes, mansos y obedientes, pudiera ser salva de las consecuencias de sus pecados. Predestinó que aquellas personas sumisas llegasen a ser hijos de El y gozaran de las bendiciones que iba a proveer a través de su Hijo, Jesucristo. Sin embargo, el hombre tiene libre albedrío para elegir someterse a Dios y así determina si se encuentra entre los predestinados o no. Una vez que llega a ser hijo de Dios y somete su voluntad a la divina, ya es predestinado a ir al cielo si sigue en el camino que ha elegido.

 

ILUSTRACION

Todos los días la linea aeronáutica, Pan American, tiene un vuelo #101 que va desde Nueva York a Londres. Se puede decir que el avión es “predestinado” (según la voluntad humana) a ir a Londres. Todas las personas que suben el avión llegan a ser contados entre los predestinados a ir a Londres. Sin embargo, para encontrarse entre los predestinados a ir a Londres, uno tiene que hacer la decisión a subir el avión.

Así Dios ha predestinado que todos los que se encuentren dentro del cuerpo de Su Hijo, lleguen al cielo. Sin embargo, depende de nosotros aceptar la gracia de Dios para llegar a ser añadidos al cuerpo de su Hijo y así encontrarnos entre los elegidos, los predestinados a la gloria.

 

TEXTOS QUE CONTRADICEN LA INTERPRETACION CALVINISTA DE LA PREDESTINACION

De ningún modo Dios ha condenado a ciertas personas sin darles el libre albedrío para arrepentirse y servirle a El.

“Y el espíritu y la esposa dicen: Ven. Y el que oye diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”. (Apoc. 22:17)

“El Señor no quiere, “que ninguno perezca sino que todos procedan al arrepentimiento”. (1ª Pedro 3:9)

“Dios, “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1ª Tim. 2:4).

 

 

Conclusión:

 

 

Como hemos podido estudiar, la presciencia de Dios nos habla del previo conocimiento de Dios, ese conocimiento anticipado de las cosas, es cierto que Dios ordena, decreta, planifica y determina algunas cosas, pero no todas mucho menos manipula la voluntad humana, por eso es importante diferenciar entre saber algo y estipular algo. De todas maneras este atributo nos habla de la grandeza de Dios y su gran conocimiento, alabado sea Dios!!

 

 

 

 

Bibliografía:

http://www.creced.com/spanish/articulos/falsas%20doctrinas/predestinados.html

 

Atte. César Angelo.

contralobos@gmail.com

Facebook: Cesar Contralobos

Twitter: @Contralobos

Mi Canal de Youtube

Mis Predicaciones, Estudios Bíblicos y Reflexiones.

Anuncios