3 de octubre de 2016 / Santiago de Chile / Contralobos, Blog Cristiano.

 

Estudio Bíblico: “Conociendo a Dios”

Primera Parte: “Los atributos de Dios

8ª Sesión: “EL PODER DE DIOS”

 

 

“Una vez habló Dios; dos veces he oído esto: Que de Dios es la fortaleza”

Salmos 62:11

 

Introducción

 

En la sesión anterior estuvimos aprendiendo acerca de la Santidad de Dios, y en esta oportunidad estaré enseñando sobre “El poder de Dios” o la “Omnipotencia de Dios”.

 

Para comprender sobre este atributo defino que significa esto, el Poder de Dios es la facultad y la virtud por la cual él puede hacer que se cumpla todo aquello que le agrada, todo lo que le dicta su sabiduría infinita, por lo tanto Dios puede hacer cualquier cosa, siempre y cuando él quiera hacerlo, siempre y cuando esto No vaya en contra de su naturaleza y de todos sus demás atributos.

 

Dios es omnisciente, pero también es omnipotente, para tener un concepto correcto de Dios es necesario entender ambos atributos.

 

El tiene, no solo la voluntad para resolver aquello que le parece bueno, sino también el poder para llevarlo a cabo, eso sí, cuando Él quiere, remarco esto, porque muchas filosofías cristianas enfatizan sólo algunos atributos de Dios, por ej. los hermanos calvinistas enfatizan demasiado la soberanía de Dios, los neopentecostales enfatizan solo el amor de Dios y así muchos otros cristianos muestran a un Dios mutilado o incompleto, ignorando que Dios es un TODO, lleno de varios atributos, al menos 15 principales, que actúan como un todo a la vez, sin ser ninguno mayor que otro.

 

El hno. A.W. Pink dice: “Sin el poder, la misericordia sería una debilidad humana, sus promesas un sonido vacío, sus amenazas alarmas infundadas. El poder de Dios es como él mismo: infinito, eterno, inconmensurable; no puede ser contenido, limitado ni frustrado por la criatura.”

 

El Shaddai

Quiero explicar brevemente el significado de “El Shaddai“, básicamente significa: “Dios Todopoderoso” o “Dios que es más que suficiente”, también se conoce como “El Dios de la montaña”, “El Dios sobre todos los dioses”. En Éxodo 6:3, El Shaddai se identifica con Yahvé, término que aparece principalmente en la Torá. Esto también podría referirse al campamento israelita detenido en el Monte Sinaí, donde Dios estuvo con Moisés en la montaña. Por lo tanto esta palabra hace alusión al gran poderío de Dios, esta pequeña descripción deja claro el real significado de “El Shaddai”.

 

El hermano Luis Jovel, añade lo sgte. respecto a esta palabra.

 

“La etimología, su historia función y significado del atributo El Shaddai son imposibles de entender a cabalidad. Nuestra traducción “Omnipotente” viene mas bien del Griego, la LXX y de la Vulgata.[1]  El termino ahí es traducido pantokrator y  omnipotens. Otras traducciones antigüas lo describen como: “suficiente”, “señor”, “dios de la lluvia”, o “dios de la montaña”.[2] La antigüedad de El Shaddai se puede apreciar de que se ha encontrado en inscripciones en Ugariticas y Talmúdicas.[3]

 

La primera vez que El Shaddai es usado en las Escrituras es en Génesis 17:1; 28:3; 35:11; 48:3, y muchas veces en el libro de Job. Esto atestigua de su antigüedad. Es en Éxodos 6:3, que encontramos que Dios llega mas allá en su revelación de si mismo:

Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos.” / Éxodo 6:3

 

Acá vemos que Dios se revela con su nombre personal, YHWH, y que El Shaddai sirvió mas bien como una descripción de Dios. Dios no hace una diferencia alguna entre el y El Shaddai, simplemente en decir que ahora esta revelando su nombre propio. Esto es similar a una persona que me conoce a mi como pastor, pero yo luego le digo mi nombre para que nuestra relación sea mas profunda.”

 

A pesar de que el significado de “El Shaddai” es bastante claro, aún hay herejías que en este tiempo se introducen en la iglesia, tergiversando el significado de esta palabra, y dándole una connotación herética, diciendo que “El Shaddai” significa “pechos que amamantan”, como ej. tenemos a la falsa profeta Ana Maldonado que dijo que Dios tenía “tetas grandes”.

 

Ante esta herejía, el hermano Luis Jovel, argumenta lo sgte.:

 

“Pero debemos de preguntarnos, ¿De donde ha surgido la idea que El Shaddai significa “pechos que amamantan”? La idea inicio con Harriet Lutzky, profesor asistente adjunto de Psychologia en John Jay College. [4] Esta posición nos llevaría a traducir el Hebreo sadday como un dios con pechos, así asimilando a Jehová a los dioses de la fertilidad, haciendo en el proceso a un “monoteísmo androgénico”.[5] Esto, como hemos visto anteriormente, va en contra de las Escrituras, y mas bien, rebaja al Dios revelado en las Escrituras al nivel de los dioses Cananeos de la fertilidad, los cuales los Israelitas fueron ordenados en no seguir ni adorar, 2 Reyes 17:35.

 

Podemos concluir, por lo tanto, que El Shaddai no es representado en las Escrituras como una mujer o unos pechos que amamantan. Esta traducción no esta apoyada por ninguna versión bíblica reputable, como tampoco por los eruditos en el Hebreo.”

 

Una vez habló Dios

 

“Una vez habló Dios…” (Sal. 62:11), ¡no es necesario más! El cielo y la tierra pasarán, más su Palabra permanece para siempre. Dios ya dijo!! Todo está escrito en su palabra!! Nosotros, pobres mortales, podemos hablar y, a menudo, no ser oídos; pero cuando él habla, el trueno de su poder se oye en mil colinas. “Y tronó en los cielos Jehová y el Altísimo dio su voz: granizo y carbones de fuego. Y envió sus saetas, y desbaratólos; y echó relámpagos, y los destruyó. Y aparecieron las honduras de las aguas, y descubriéronse los cimientos del mundo, a tu reprensión, oh Jehová, por el soplo del viento de tu nariz” (Sal. 18:13-15).

 

He aquí su autoridad inmutable. “Porque ¿quién en los cielos se igualará con Jehová? ¿Quién será semejante a Jehová entre los hijos de los potentados? (Sal. 89:6). “Y todos los moradores de la tierra por nada son contados; y en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, hace según su voluntad; ni hay quien estorbe su mano, y le diga: ¿Qué haces?” (Daniel 4:35).

 

Esto se puso claramente de manifiesto cuando Dios se encarnó y habitó en el tabernáculo humano. El dijo al leproso: “Quiero; se limpio. Y luego su lepra fue limpiada” (Mateo 8:3). A uno que había estado cuatro días en la tumba le llamó, diciendo: “Lázaro, ven fuera”, y el muerto salió. El viento tormentoso y las olas feroces fueron calmados con una simple palabra de su boca; y una legión de demonios no pudo resistirse a su mandato autoritario. Su poder es impresionante!!

 

“De Dios es la fortaleza”. Ni una sola criatura en todo el universo tiene un átomo de poder, si Dios no se lo ha dado. Su poder no puede comprarse, pero a los hijos de Dios si se les delega autoridad para hablar las buenas noticias, sanar, etc…, pero claramente hay un poder único que solo es de Dios, el hno. A. W. Pink comenta: “El poder de Dios, como El mismo, existe y se sostiene por sí mismo. El más poderoso de todos los hombres no podría añadir ni aumentar ni una pequeñez el poder del Omnipotente. El mismo es la causa central y el originador de todo poder.”

 

La creación entera confirma el gran poder de Dios y su completa independencia de todas las cosas creadas. Oigan su reto: “¿Dónde estabas cuando yo fundaba la tierra?” Házmelo saber, si tienes inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel? ¿Sobre que están fundadas sus bases? ¿O quién puso su piedra angular?” (Job 38:4-6) ¡Cuán cierto es que el orgullo del hombre está asentado sobre el polvo!

 

El poder de Dios “escondido”

El poder es también usado como un nombre de Dios, “el Hijo del hombre sentado a la diestra de la potencia” (Marcos 14:62), es decir a la diestra de Dios. Dios y su poder son tan inseparables que son también recíprocos. Su esencia es inmensa, no puede ser limitada en el espacio; es eterna, no puede medirse en términos del tiempo; omnipotente no puede ser limitada con relación a la acción. “He aquí, estas son partes de sus caminos: más cuán poco hemos oído de él! Porque el estruendo de sus fortalezas, ¿quién lo detendrá?” (Job 26:14).

 

¿Quién es capaz de contar las estrellas? ¿Quién es capaz de medir el universo? Incluso lo que vemos en la creación es muestra de su poder, pero aún así muchas cosas escapan de nuestra capacidad de comprensión. En la naturaleza de Dios hay infinitamente más poder del que todas sus obras revelan. tal como veíamos en el texto anterior, tan sólo “Partes de sus caminos” es lo que vemos en la creación, pero sólo una pequeña parte de su poder se nos revela en ellas.

 

Podemos ver algo maravilloso en Habacuc 3:4: “Allí estaba escondida su fortaleza”. Es imposible hallar capítulo más grande y elocuente que éste, en el que hallamos tal riqueza de imágenes; sin embargo, nada supera su grandeza a esta declaración. El profeta vio en visión cómo, en una asombrosa demostración de poder, Dios desmenuzaba los montes, pero el versículo mencionado dice que esto, lejos de ser una manifestación de poder, era una ocultación del mismo. ¿Qué? ¿Cómo? ¿Qué significa esto? Sencillamente que el poder de la Dios es inconcebible, inmenso e incontrolable. Y que las maravillas, catástrofes, terremotos y convulsiones con las que él actúa en la naturaleza son sólo una pequeñísima muestra de su poder infinito, impresionante ¿verdad?.

 

El Poder de Dios en la creación

El poder de Dios lo vemos diariamente en en la creación. “Tuyos los cielos, tuya también la tierra; el mundo y su plenitud, tú los fundaste. Al norte y al sur tú los creaste” (Sal. 89:11,12). Para trabajar, el hombre necesita herramientas y materiales, pero Dios no; una palabra sola creó todas las cosas de la nada. La inteligencia no puede comprenderlo. Dios “dijo, y fue hecho; él mandó, y existió” (Sal. 33:9). Bien podemos exclamar: “Tuyo el brazo con valentía; fuerte es tu mano, ensalzada tu diestra” (Sal. 89:13).

 

¿Quién, mirando el cielo a media noche y considerando el milagro de las estrellas con los ojos de la razón, puede dejar de preguntarse de que fueron formadas en sus órbitas? Por asombroso que parezca, fueron hechas sin materiales de ninguna clase. Brotaron del vacío mismo. La obra impotente de la naturaleza universal emergió de la nada.

 

¿Qué instrumentos usó el arquitecto Supremo para ajustar las diversas partes con exactitud tal, y para dar al conjunto un aspecto tan hermoso? ¿Cómo fue unido todo formando una estructura tan bien proporcionada y acabada? Un simple mandato lo consumó. “Sea”, dijo Dios, y no añadió más; y en seguida apareció el maravilloso edificio adornado con toda la belleza, desplegando perfecciones sin número, y declarando, con los serafines, la alabanza de su gran Creador. “Por la Palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el espíritu de su boca’” (Sal. 33:6).

 

El Poder de Dios en la conservación

Consideren el poder de Dios en la conservación. Ninguna criatura tiene poder para conservarse a sí misma. “¿Crece el junco sin lodo? ¿Crece el prado sin agua?” (Job 8:11). Si no hubiera hierbas comestibles, tanto los hombres como las bestias morirían, y si la tierra no fuera refrescada por la lluvia fertilizadora, las hierbas se marchitarían y morirían.

 

Por tanto, Dios es el Conservador “del hombre y el animal” (Sal. 36:6) El “sustenta todas las cosas con la palabra de su poder” (Hebreos 1:3) ¡Qué milagro del poder divino en la vida prenatal del ser humano! El que un ser pueda vivir durante tantos meses, en un lugar tan reducido y sucio, y sin respirar, sería inexplicable si no fuera por el poder de Dios. Verdaderamente, “El es el que puso nuestra alma en vida” (Sal. 66:9).

 

La conservación de la tierra de la violencia del mar es otro ejemplo claro del poder de Dios. ¿Cómo ese furioso elemento se mantiene encerrado en los límites en los que El lo colocó en el principio, continuando allí sin inundar y destruir la parte baja de la creación? La posición natural del agua es sobre la tierra, puesto que es más ligera, e inmediatamente debajo del aire, porque es más pesada.

 

¿Quién refrena sus naturales cualidades? El hombre ciertamente no, ya que no podría. Lo que la reprime es el mandato de su creador: “Y dije: Hasta aquí vendrás, y no pasarás delante, y aquí cesará la soberbia de tus olas” (Job 38:11). ¡Qué monumento más permanente al poder de Dios es la conservación del mundo! Consideremos el poder de Dios en el gobierno. Tomen por ejemplo, la sujeción en que tiene a Satanás.

 

El poder de Dios en sus juicios

Cuando Dios hiere, nadie puede resistírsele: “¿Estará firme tu corazón? ¿Estarán fuertes tus manos en los días cuando yo actúe contra ti? Yo, Jehová, he hablado y lo cumpliré” (Ezequiel 22:14.) ¡Qué ejemplo más terrible de ello el que nos ofrece el diluvio! Dios abrió las ventanas del cielo y rompió las fuentes del gran abismo, y la raza humana entera murió (excepto los que creyeron y que se hallaban en el arca). Dios mostrará su gran poder sobre los que le rechazaron, no destruyéndoles, sino conservando sus cuerpos y sus almas para sufrir eternamente en lago de fuego.

 

Conclusión

Para Dios no hay Nada imposible si está en su voluntad y mientras no afecte algunos de sus atributos o naturaleza. Su poder es ilimitado, su Gracias es ilimitada, el sacrificio de Cristo puede salvar a todo el mundo si todos se arrepienten, ninguna oración es demasiado difícil para, ninguna necesidad demasiado grande, ninguna tentación demasiado fuerte, ninguna aflicción demasiado profunda para nuestro Dios, él es el Todopoderoso!!.

 

Para finalizar, meditemos en estos textos:

“Jehová es la fortaleza de mi vida: ¿de quién he de atemorizarme?”

(Salmos 27:1)

 

 

“A Aquel que es poderoso para hacer las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o pensamos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea la gloria en la Iglesia y en Cristo Jesús, por todas las generaciones de todas las edades, para siempre. Amen”

(Efesios 3:20,21)

 

Estudio Bíblico escrito, editado, corregido y dictado por: César Angelo.

Para este estudio se han tomado algunas notas e ideas generales del hno. A. W. Pink.

BIBLIOGRAFÍA:

La Biblia RV1960 – La Biblia TLA

Libro “Los Atributos de Dios” de Arthur Walkington Pink

Luis Jovel: La Cuadrimensión de Dios. Una herejía del pasado envuelta en un nuevo estuche 3. El Shaddai

 

 

Si quieres aprender más, te invito a leer los otros Atributos de Dios a continuación:

 

Estudio Bíblico: “Conociendo a Dios”

Primera Parte: “Los atributos de Dios

9ª Sesión: “LA FIDELIDAD DE DIOS

 

Atte. César Angelo.

contralobos@gmail.com

Facebook: Cesar Contralobos

Twitter: @Contralobos

Mi Canal de Youtube

Mis Predicaciones, Estudios Bíblicos y Reflexiones.

Anuncios