30 de Dic. de 2016 / Santiago de Chile / Contralobos, Blog Cristiano.

 

Introducción.

Queridos hermanos, hay una pregunta que regularmente ronda en la mente de muchos cristianos y que es parte de interminables debates, discusiones y foros de internet, me refiero a un tema bastante controversial respecto a La Salvación, en relación a si se puede perder o no, pues, a continuación he elaborado un pequeño Estudio Bíblico que incluye algunos videos, mi consejo es que dejemos de lado lo que dicen los distintos bandos de pensamiento, entiéndase, calvinistas y arminianos, y quedémonos mejor con lo que dice La Biblia, la cuál nos dará la respuesta a esta importante pregunta, espero sea un aporte para uds., bendiciones en Cristo!

 

“Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemosPorque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,”

Hebreos 2:1-3

 

Una Salvación tan grande.

Como han leído, el versículo anterior nos da a entender que la Salvación puede perderse, por lo menos para mí es bastante claro. Primeramente es importante remarcar y resaltar cuán GRANDE  es LA SALVACIÓN DE DIOS, cuán preciosa e impagable, muy bendita!

 

Lo segundo que puedo notar, es que el autor hacer ver la Justicia de Dios, porque sabemos que Dios es justo y Él dará a cada uno lo que se merece, sea para bien o para mal. Dios en su justicia regaló a los hombres la libertad de elegir entre el bien y el mal, más conocido como el libre albedrío, y además de eso, le regaló al hombre la posibilidad real de salvarse, por medio de la fe en Cristo, eso es justicia, Dios sabía que el hombre por sus propias fuerzas no podía salvarse, pero en vista de esto, proveyó al Cordero, para que nadie tuviera excusa, porque Dios nos dio a todos una oportunidad real de Salvación, siempre y cuando creyesen en Cristo como El Salvador, claramente el regalo de La Salvación es Gratuito, por Gracia, de eso no hay duda, no por por obras para que nadie se jacte, pero también es importante que miremos también otro aspecto de La Salvación, porque una vez que aceptamos este regalo, aceptamos el Llamado de Dios, somos responsables en cuidar este regalo, valorarlo y también somos llamados a ser dignos de este llamado y a vivir un camino de Santidad. ¿Por qué debemos de cuidar este regalo?, porque es “UNA SALVACIÓN MUY GRANDE”.

 

Ya sabemos que la Salvación es muy grande, pero también es necesario poner atención al llamado de Dios a través del autor, que nos dice que “No la descuidemos”, pero ¿por qué debemos de cuidarla? ¿por qué Dios nos hace esta advertencia?, pues por lo mismo que comenté al principio, porque Dios es justo y dará recompensa (buena o mala), a cada persona, sea que haya creído, rechazado o descuidado la Salvación.

 

El peligro de deslizarnos.

Si somos Cristianos, si somos Salvos por Gracia ¿podemos deslizarnos y descuidar nuestra Salvación? Una pregunta complicada para algunos, pero de fácil respuesta en La Biblia, ya que ella nos enseña y advierte que sí está latente el peligro de deslizarnos, caernos, y descuidarnos de nuestra Salvación, si no hubiera el real peligro de perder la Salvación, no tendría sentido esta y muchas otras advertencias que están en el Nuevo Testamento, como por ejemplo esto que nos dice Juan el bautista:

 

“Y el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.”

Mateo 3:10

 

Lo cuál nos da a entender claramente que, aunque seamos cristianos, aunque estemos caminando, si no damos fruto, sin duda, seremos cortados y nuestra alma se perderá. Cuando miramos en menos estas advertencias y pensamos que somos “salvos siempre salvos”, estamos dejando de lado la Palabra de Dios y corriendo el riesgo de vivir una vida licenciosa, pecando en forma deliberada y abusando de La Gracia de Dios, esto es muy peligroso, porque podemos caer en lo que se conoce como “Super Gracia”, “Hiper Gracia” o “libertinaje” (puedes visitar este Link para saber más sobre este tema).

 

Aunque la Biblia es bastante clara, muchos hermanos, en especial, los calvinistas entienden lo contrario, vale decir, entienden que No se puede perder La Salvación una vez obtenida, revisemos lo que cree el hno. Marcos Andrés Nehoda, quién plantea un punto de vista distinto al mío en su artículo: “Se pierde la salvación? ¿Sí o no?”

Marcos Andrés Nehoda – Pastor – Argentina / Fuente:

http://protestantedigital.com/tublog/29351/iquestSe_pierde_la_salvacion_iquestSi_o_no 

 

Revisemos algunas de sus conclusiones:

 

¿Qué problemas se suscitan cuando se enseña el ‘salvo, siempre salvo’?

 

1. El alma se ‘adormece’ creyendo, engañosamente, estar segura.

2. La conducta se relaja, pensando que da lo mismo pecar que no pecar.

3. Se pierde el saludable examen individual que debe caracterizar a todo hijo de Dios.

4. Lejos de vivir en un santo temor, crece la confianza en la carne y el orgullo del ego.

5. La conciencia se adormece, de tal manera que pudiera abrir sus ojos en el infierno aquel quien toda su vida creyó estar a salvo.

 

En estos 5 puntos estoy muy de acuerdo con él, ya que quién afirma ser “salvo siempre salvo”, corre un gran peligro, pero no estoy de acuerdo con los sgtes. puntos donde afirma que existen problemas cuando creemos que La Salvación se puede perder:

 

¿Qué problemas se suscitan cuando se enseña que ‘la salvación puede perderse’?

1. El alma se llena de inseguridad; precisamente, lo contrario a lo que el Señor vino a traer: paz con Dios, paz en el alma, paz en el hogar, paz en la vida de relación con el prójimo.

2. La conducta se rige por el temor y no por el amor.

3. El examen habitual del cristiano se torna en una desconfianza sobre su fe, una inseguridad continua.

4. El santo temor es reemplazado por el miedo, lo cual no es saludable y paraliza el crecimiento normal.

 

La verdad es que un Cristiano que cuida su Salvación y equilibra las obras con la fe puede vivir una vida de crecimiento espiritual y ser fiel a Dios, mediante la ayuda y capacitación del Espíritu Santo, no es cierto que por creer que la salvación puede perderse estamos inseguros, porque la Seguridad está en poner nuestra fe en Cristo, pero debemos recordar que así como Judas, Demás, Salomón y muchos otros ejemplos en La Biblia, sí está el peligro de apostatar y salirnos del camino, porque está en nuestras decisión abrazar la cruz día a día o abandonar a Jesús, nuestro Señor es claro en decir, que debemos “negarnos” (acción-decisión), “tomar” la cruz (nuevamente acción-decisión) y “seguir” a Cristo (otra vez, acción-decisión). Veamos la conclusión del artículo del hno. Marcos Nehoda:

 

La realidad es ésta:

Jesucristo vino al mundo a buscar y a salvar a los pecadores (Mateo 18.11). Cuando un pecador se reconoce como tal, siente dolor por sus pecados (gracias al trabajo en su alma realizado por las Sagradas Escrituras que han sido oídas y por las cuales le ha venido la Fe salvadora, y gracias a la operación del Espíritu Santo que ha producido en el alma verdadera convicción de pecado), se arrepiente de sus pecados, acude al único y suficiente Salvador personal, es decir, a Jesucristo y se entrega a Él, recibiéndole en su corazón como su Salvador y como el Señor de su vida, experimentando una genuina conversión y un real nuevo nacimiento; entonces la tal persona, el tal pecador es transformado en una nueva persona.

 

Pausa… Hasta aquí, estoy muy de acuerdo con el hno. Marcos, hasta aquí no hay problema con esta afirmación, pero…)

 

Y, como dice la Palabra de Dios en 1º Juan 5.18: “… todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado, pues aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca”. ¿Puede un alma engendrada por Dios, cuyo espíritu ha sido hecho uno con el Señor, cuya naturaleza de perro, de cerdo, ha sido transformada en una naturaleza de cordero, de oveja, regresar, retornar, volver a los brazos del diablo? ¡JAMÁS! ¡NUNCA! (2º Corintios 5.17 y 2º Pedro 2.22). ¿Puede perder su Salvación una persona? Si es un verdadero hijo de Dios, si ha sido transformado de perro o cerdo en cordero u oveja, si su espíritu es uno con el Señor Jesucristo, ¡jamás perderá su Salvación, nada ni nadie lo apartará del amor de Dios que es en Cristo Jesús, nuestro Señor! (Romanos 8.35-39).

 

Acá está el problema, porque si no estuviera el peligro de perder la Salvación no existirían tantas advertencias dadas por nuestro Señor Jesucristo en relación a los lobos, a los falsos profetas, a cuidarse del engaño, a esforzarnos, famosas con las palabras de Maestro cuando dice claramente: 

 

“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: “Yo soy el Cristo, y engañarán a muchos.”

Mateo 24:4-5

 

La pregunta es, si no se pierde la Salvación, entonces ¿por qué Jesús se gastó tanto tiempo y palabras en advertir a sus discípulos que vendrían los falsos cristos, los lobos, los falsos profetas, etc…? No cabe duda de que lo hizo porque existía el real peligro de negarle, de apostatar, de perder la salvación, de desviarse del camino.

 

Si la Salvación no se pierde, entonces ¿para qué Jesús se aparece en revelación a Juan en la isla de Patmos para que escriba las site cartas a las siete Iglesias, en las cuáles envía sendos mensajes de advertencia a esas comunidades a arrepentirse,  incluos diciendoles que sino, condicional, serán vomitados, desechados.

 

Conclusión:

A la luz de La Palabra puedo entender y ver que la salvación si se puede perder, si nos podemos desviar, si podemos apostatar, si podemos descuidar la salvación

 

A continuación les quiero compartir algunas predicaciones de algunos pastores y predicadores que argumentan bíblicamente que La Salvación si se puede perder:

 

Pastor Chuy Olivares de México: “Del pesebre a la cruz”

 

Pastor Chuy Olivares de México: “Cristianos que se enfrían”

 

Pastor Jahaziel Rodríguez de EEUU: La salvación ¿se pierde? ¿Qué dice la Biblia?

 

Apologista Víctor Manuel Banda de México: ¿Se pierde La Salvación del Cristiano?

 

 

Atte. César Angelo.

contralobos@gmail.com

Facebook: Cesar Contralobos

Twitter: @Contralobos

Mi Canal de Youtube

Mis Predicaciones, Estudios Bíblicos y Reflexiones.

Anuncios