LUNES, 19 DE MARZO DE 2012.

 

¿Judas predestinado a perdición?

 

Fuente: http://ucristianos.blogspot.cl/2012/03/judas-predestinado-perdicion-para.html

 

Estudio basado brevemente en Juan 17:12

 

Este estudio se realizo con la versión de “La Biblia de las Américas” (LBLA), a menos que se indique lo contrario.

 

Primero que todo, un consejo personal. Prov 14:15 “El simple todo lo cree, pero el prudente mira bien sus pasos” se debe tener cuidado con las ideas impuestas por otros. Es importante considerar esto, ya que fácilmente el ser humano suele terminar poniendo su mirada en los hombres y no en nuestro Señor Jesucristo (Hb 12:2 “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe…”). El propósito de Dios es que cada discípulo tenga una relación personal con su creador (Jer 24:7; 31:34) por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 Tim 2:5).

 

Si bien es cierto, tenemos maestros quienes nos educan en las Santas Escrituras y a quienes debemos obedecer (Hb 13:17), no debe depender de ellos nuestra relación con Dios (Hc 2:4). Es primordial que crezcamos cada uno de nosotros en nuestra relación con Cristo, que maduremos como hombres y mujeres de Dios, hay bastante fundamento bíblico con respecto a esto.

 

El estudio trata brevemente acerca de la doctrina calvinista, Judas y su supuesta predestinación a perdición. A modo personal, algo que ayudada mucho al estudiar Las Escrituras es tener presente que “todo texto, fuera de contexto, es un pretexto” favor de considerar esto para un mejor entendimiento.

 

I) La escritura

 

Juan 17:12 “Cuando estaba con ellos, los guardaba en tu nombre, el nombre que me diste; y los guardé y ninguno se perdió, excepto el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliera”

 

II) Leamos y consideremos algunas cosas

 

1) La escritura no menciona salvación o condenación eterna, acerca de la persona mencionada, no explícitamente.

 

2) Recuerde que si decimos que somos hombres de Dios, entonces debemos ser hombres de acuerdo a la palabra de Dios. Me explico. Eva adulteró la palabra del Señor cuando Él le dio el mandamiento de no comer del fruto prohibido, y Satanás en su astucia se aprovechó y la engañó, por su parte, Adán también cayó (Gen 3:1-7). Como personas de fe debemos tener mucho cuidado con agregar o quitar palabras, a la Palabra de Dios (Apo 22:18-19) recordemos que ella es Cristo (Jn 1:1; Apo 19:13 DHH). Moisés no pudo entrar en la tierra prometida, mientras él estuvo viviendo en la tierra, por pasar por alto ligeramente la palabra de Dios (Núm 20:12, contexto 1-13) Moisés hizo algo que literalmente Dios no había dicho que hiciera.

 

 

III) Algo que nos puede ayudar

 

Volviendo al pasaje en cuestión. No menciona que Judas fue nacido para ser condenado o salvado, como una decisión ajena a él, de forma impuesta, lo que dice es que él era hijo de perdición. Frente a lo anterior planteémonos la siguiente pregunta ¿Somos todos hijos de Dios desde que nacemos? considerando la posibilidad que Judas siempre haya sido un hijo de perdición (como propósito de vida) ¡Claro que no! Veamos una escritura que nos ayudara con esto.

 

Juan 1:12-13 “pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre, que no nacieron de sangre, ni de la voluntad de carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Dios”

 

Para los que hemos aceptado su Palabra. La Escritura nos enseña que “llegamos a ser” hijos de Dios, es decir que no siempre lo fuimos. Esto sucede en el momento de la conversión, que es en el bautismo (Mt 28:18-20; Hch 2:38; 22:16) así como cada uno de nosotros que hemos pecado, necesitamos nacer de nuevo (Jn 3:3), de igual manera el pecador nace en algún momento de su vida como “hijo de perdición”, ya que por algo se le llama “hijo”, naciendo este de algo.

 

IV) ¿Qué mata al hombre?

(Separación entre Dios y el ser humano)

 

Romanos 7:10-11 porque el pecado, aprovechándose del mandamiento, me engaño y por medio de el me mato” El pecado es el que mata al hombre. La persona que lo comete, esa persona muere (véase también Ezq 18:4 y v.20). Se refiere a separación espiritual, separación entre Dios y el hombre (Isa 59:2).

 

V) Conclusión

 

La salvación o perdición de cada persona está ligada a una decisión individual de cada individuo, no por imposición o a la fuerza de otro ser. Asegurar que Judas existió para ser predestinadamente perdido, es solo una deducción del pensamiento típico calvinista. Las Escrituras revelan lo contrario.

 

VI) Indaguemos más

 

Salmos 119:160 “La suma de tus Palabras es la verdad…” (NVI)

 

¿A qué se refiere esto? Sencillamente a que debemos aceptar como verdad, toda la revelación de Dios para el hombre. Ya que si por un lado dice que Judas era hijo de perdición, no necesariamente siempre lo fue. Para esto, revisemos lo siguiente:

 

Lucas 6:16 “… y Judas Iscariote que llegó a ser traidor”

Lucas 6:16 “…y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor” (RV1960).

 

¡Judas se llego a convertir en lo que termino siendo! un “hijo de perdición”

 

Historia: Cuando Jesús subió al monte eligió doce hombres (Mc 3:13). A estos los designo sabiendo bien lo que hacía (aunque ya sabía bien quién lo traicionaría Jn 6:64). Con Jesús sucedió exactamente lo que Dios hizo por medio de Moisés, es decir; Dios por medio de un hombre, que fue Moisés, dio leyes en un monte, y doce patriarcas que fueron las doce tribus de Israel (Ex 20:1-17), un pueblo para Él, Israel. Ahora en Cristo; Dios por medio de un hombre, que es Jesús, nombró doce hombres para crear un nuevo pueblo, que es la iglesia y dio “leyes” (voluntad divina, ver Mt cap. 5, 6 y 7; Jn 14:26; Hch 1:3). Sin duda alguna, el plan de Dios y la intención de Cristo, era que esos doce “patriarcas” que son los Apóstoles de Cristo, fueran los “padres” del nuevo pueblo de Dios, cabe mencionar que se les llamo los fundamentos de la iglesia Ef 2:20, fíjese como Jacobo, también llamado Santiago, el medio hermano del Señor, hijo de José y María, se refiere a la Iglesia en Sant 1:1 “…a las doce tribus que están en la dispersión…”.

 

 

El plan de Dios fue de construir un nuevo pueblo para Él, fundamentado en esos doce hombres, con Cristo Jesús mismo la piedra angular (Efe 2:20). Cristo los escogió y designo a cada uno de ellos de forma presencial. Luego en Hechos 1:15-20 Pedro insistentemente dice “Que otro tome su cargo” el cargo que Judas había perdido. Piense que “el maestro eligió a su discípulo, porque sabía que podía llegar a ser como él” (esto último es mi reflexión personal, comparar Lc 23:33 y v46 con Hch 7:59-60) Judas fue elegido por el mismo Jesús, ¡personalmente! Es decir, Jesús sabía que Judas podía realmente llegar a ser como Él mismo, un verdadero creyente y Apóstol ¡Y lo fue por un tiempo! Pero no termino siéndolo.

 

VII) Mas acerca de supuesta predestinación calvinista

 

Romanos 8:29 Porque a los que de antemano conoció, también los predestinó…

 

1) Contexto: No trata sobre predestinación o salvación eterna. Nótese que se comienza con un porque ¿Qué quiere decir este porque? Cuando se escribe junto, es explicativo de lo anterior, cuando es separado “Por qué” es una pregunta, es decir, que el versículo 29 es la explicación de los versículos 26-28 y el contexto de estos versículos y de los posteriores, revela que se está hablando acerca de la ayuda misericordiosa de Dios por medio del Espíritu Santo para con nosotros, y de que el propósito de Él es que lleguemos a ser como su hijo Jesucristo. No habla de predestinados a salvación.

 

 

2) ¿A qué se refiere esto de “conoció” si Dios conoce el corazón del hombre? (Jer 17:20; Jn 16:30; hb 4:12-13) Pues veamos, fíjese bien en Mateo 7:23”Jamás os conocí”. Revela que existe “otro conocer” de parte de Cristo hacia los seres humanos, este “segundo” conocer se refiere a la vida en unión con Cristo Jesús (contexto), es decir que Jesús por un lado conocía a Judas y sabía que él le traicionaría (Jn 6:64) y por otro lado fue uno de estos (Mt 7:23) que al fin terminara siendo un desconocido de Cristo, porque no murió unido a él. Judas profetizó e hizo milagros (Mt 10:1; Mc 6:7 y vs. 12-13) pero llegará el día, donde muy posiblemente Cristo le dirá “Jamás os conocí; apartaos de mi, los que practicáis la iniquidad”.

 

VIII) Un poco más

 

Efesios 1:5 “… nos predestinó…” recordemos que “todo texto, fuera de contexto, es un pretexto” fijémonos desde el versículo primero en adelante “A los santos que están en Éfeso…” Pablo le está hablando solo a discípulos, y si lo unimos con Romanos 8:29 la predestinación solo se fundamenta bíblicamente luego que Dios nos conoce (segundo conocer del que se menciona, en el párrafo anterior) es decir, cuando una persona se vuelve al Señor recibe una predestinación (propósito). Esto es parecido a viajar en un tren: Te subes en una estación (conversión), el tren está predestinado para llegar a la última estación terminal (meta, hechos conforme a la imagen de su Hijo – Rom 8:29), mientras no te bajes del vagón llegaras al final, pero si te bajas no llegas. En todo momento es nuestra decisión el seguir adelante. Nadie puede decidir por ti, solo tú.

 

Cuidemos lo que nos han enseñado 1 Timoteo 4:16 y escudriñemos las escrituras Juan 5:39; Hechos 17:10-11 hay mucho que ganar o perder. Se trata de la salvación del ser humano. Nuestra salvación.

 

 

Juan Pablo Cantuarias

Devocionales personales

Santiago – Iglesia de Cristo

 

 

Anuncios