Publicado originalmente el 15 de abril de 2015 / Santiago de Chile / Contralobos, Blog Cristiano.

 

Las tres Efes

Reflexión por: César Angelo.

 

Existen 3 peligrosas tentaciones para el líder-siervo cristiano que normalmente se conocen como “Las tres Efes”, y que son las siguientes:

 

1. Fama
2. Finanzas y
3. Faldas (o féminas)

 

Es mi deseo por medio de este post, advertir a cada pastor, predicador y/o ministro del evangelio de las Tres Peligrosas Efes, ya que cada una en lo partícular y con mayor razón en su conjunto, han derribado a muchos hombres de Dios a través de la historia.

 

Estas son estrategias que ha ocupado satanás para derribar a las cabezas, hay innumerables ejemplos de grandes hombres de Dios que llegaron alto y luego cayeron, éstas son tres tentaciones de las que debemos huir para no caer en el lazo del diablo, ya que las consecuencias de caer en cualquiera de ellas es nefasta.

 

Es muy penoso, vergonzoso y lamentable que algunos pastores y/o ministros de Dios sigan cayendo en estos graves pecados, trayendo vergüenza al evangelio y destrucción a sus propias familias, dos casos muy conocidos y que nos pueden servir como materia de estudio, son los famosos telepredicadores de los años 80 en EEUU, me refiero a Jimmy Swaggart y Jim Bakker.

 

Si eres pastor, predicador o ministro del Señor, debes huir de estas tentaciones antes que sea demasiado tarde, porque aunque Dios puede perdonar y restaurar, no podrás evitar las consecuencias del pecado, la corrección, el sufrimiento, el desprecio, la vergüenza, la soledad, etc….

 

La Biblia es muy clara en decirnos que no hay tentación que no podamos resistir:

 

“No les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los hombres. Fiel es Dios, que no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que pueden soportar, sino que con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que puedan resistirla.”

1ra Corintios 10:13

 

 

Además, el Señor siempre nos guiará toda verdad y justicia, aunque también sabemos que el Espíritu Santo nos guía, pero No nos obliga, por lo tanto nuestro libre albedrío o libertad para elegir también es un factor, pero es necesario entender que no debemos abusar de la Gracia de Dios, y tampoco podemos pensar que la salvación es tan segura que podemos pecar deliberadamente sin consecuencias, porque como hemos visto anteriormente, si es posible que aun siendo cristianos, aun siendo ministros, podemos deslizarnos, incluso perder la Salvación.

 

Conclusión

Mi hermano querido, pastor o ministro, yo he sido testigo de como un hombre de Dios, perdió prácticamente toda la bendición y gracia que le había sido dada, yo fui testigo de como cayó, se fue deslizando de a poco, esto no es de la noche a la mañana, pero cuando están metido en el lodo es muy difícil retroceder, sin duda Dios puede perdonar si ve un corazón humillado, pero todo lo que logró este hombre en Dios, todo el respaldo obtenido nunca más fue el mismo.

 

Mi consejo es que podamos estar atentos, cuidándonos, siendo precavidos, orando, no dando cabida al diablo, no anhelar el aplauso, no anhelar alabanzas, ni palmoteos en la espalda, no debemos dejar que el dinero se apodere de nuestro corazón y pedir a Dios mirar a todos con la mirada de Jesús, sobretodo a las mujeres, ya que ellas son princesas de Dios, ovejas y nuestras hermanas en Cristo, debemos pedir a Dios esa mirada tierna, compasiva, sincera y fraternal. Huyamos y oremos a Dios para no caer en el peligro de las tres efes!

 

Bendiciones en Cristo!!

 

Atte. César Angelo.

contralobos@gmail.com

Facebook: Cesar Contralobos

Twitter: @Contralobos

Mi Canal de Youtube

Mis Predicaciones, Estudios Bíblicos y Reflexiones.

Iglesia Cristiana Tu Salvación

Anuncios